Sábado, 23 de Febrero de 2019

Nunca van a encontrar que Fernando Lugo estuvo involucrado en secuestros

 

– ¿Cree en las encuestas que le dan la preferencia?

– Yo creo que estamos en la preferencia ciudadana. Todas las encuestas, de todos los medios, de todas las empresas, nos dan una estabilidad en las preferencias. Nos dan más confianza y responsabilidad para seguir trabajando.

– Sus rivales dicen, “Lugo se declara optimista pero no puede completar las mesas”, porque reclama que voten 300 por mesa y no 200, como dice la ley”. 
– La mayoría de los partidos reclama que sean 300 por urna. Solamente el Partido Colorado habla de 200. Los partidos de la Alianza, inclusive Patria Querida y Unace, han preferido los 300.

– ¿Están en condiciones de llenar las mesas? Hay que movilizar entre 30 mil y 40 mil personas... 
– Yo creo que vamos a completar. Se está trabajando en eso. Estamos preparando un control cruzado entre miembros de mesa para evitar el fraude electoral. 

– ¿Qué le hace suponer fraude?
– Hay motivos para desconfiar y tener dudas. Ellos (las autoridades) manejan con mucho hermetismo. Aparte de eso, se sabe del control que tiene el partido oficialista de la Corte, de la Fiscalía General y de la propia Justicia Electoral. No hay ese equilibrio que se necesita para confiar en una institución tan importante. Lo mismo pasa con los padrones. No se ha hecho un proceso de purificación. Aparte de eso, con la disminución de 300 a 200 por urna puede haber muchas fugas.

– Se desconfía de sus conexiones con la gente de extrema izquierda. ¿Usted es realmente de izquierda? 
– (se ríe con ironía) Noo. Yo quiero decir con firmeza aquí, valga la oportunidad, que Fernando Lugo nunca estuvo relacionado, ni siquiera tuvo participación, en ningún hecho delictivo, y menos aún en hechos que promuevan la violencia, como la guerrilla, la supuesta guerrilla que hoy dicen que existe en Paraguay. Yo rechazo categóricamente. No estoy de acuerdo con ningún tipo de violencia y no van a encontrar, por más que creen falsos escenarios, las conexiones que quisieran inventar, de mi conexión con secuestros. En la realidad, eso nunca ha ocurrido. Yo rechazo. Nunca van a encontrar que Fernando Lugo estuvo involucrado en secuestros y en hechos que me quieren imputar... 

– ¿Cuál es su posición sobre las opiniones de la señora madre de Cecilia Cubas y de la señora Debernardi que le critican? 
– Yo me puse a disposición de la fiscalía. He ido a hacer una declaración indagatoria. El mismo fiscal Ortúzar ha afirmado que no hay ningún indicio de que yo pueda tener ningún tipo de relación con los que hoy están condenados por secuestros. 

– ¿Tuvo algún contacto con ellos en San Pedro? 
– No, absolutamente. El partido Patria Libre (de Arrom y Martí) es un partido reconocido por la Justicia Electoral. Ha participado de elecciones. Hay miembros del partido Patria Libre en San Pedro. Están en Caaguazú, como pueden estar en otros departamentos. 

– ¿Es cierto que eran seminaristas? 
– Habrán sido, pero no hemos coincidido en el seminario con ellos. 

– ¿A qué atribuye la reacción de esas señoras víctimas de secuestros? 
– A la señora de Debernardi nosotros le pusimos un abogado y una escribana, para que se reafirme en lo que ella afirmó. Y se ha retractado y ha publicado en todos los periódicos que su declaración no tiene ningún asidero lógico ni objetivo con la verdad. 

– Estas supuestas conexiones se alimentaron con esa su presencia en Ecuador, aquel discurso suyo sobre el socialismo.
– No creo. Yo participé de un foro, de tinte académico. No he hecho nada a escondidas. Es más, tuve una cena con el mismo presidente de la República. No fuimos a hacer una relación con grupos clandestinos, como quizás algunos nos quisieran adjudicar. 

– ¿Cuál es su opinión sobre el conflicto Ecuador-Colombia? 
– Nosotros hemos dicho y afirmado nuestra solidaridad con Ecuador. Creemos en el principio de autodeterminación. Ese principio es innegociable. La soberanía de todos los pueblos del planeta es inviolable. Da la casualidad que hoy, después de una sesión maratónica de la OEA, la comisión especial impuso sanción a Colombia por aquel hecho de haber ocupado territorialmente parte del territorio ecuatoriano... 

– ¿Cuál es su opinión de las FARC entonces? Colombia dice que recibe apoyo ecuatoriano...
– Cualquier grupo irregular, cualquier grupo que promueva la violencia, sea FARC, sea ejército paraguayo de liberación o lo que sea, rechazo categóricamente. No estoy de acuerdo, enfáticamente. Ningún grupo de esta naturaleza tendrá anuencia de Fernando Lugo, esté donde esté. Rechazo con fuerza, enfáticamente, todo tipo de organización que trafica con la vida de las personas. 

– Cuando le atribuyen conexiones con grupos violentos, citan al grupo de Elvio Benítez. ¿Por qué? 
– Cuando estuve como obispo en San Pedro, he visitado todos los asentamientos, y entre esos estaba Tava Guaraní. A uno de sus líderes, a Elvio Benítez, se le acusa pero nunca fue comprobado, que tiene zonas liberadas. Le adjudicaron prácticas de guerrilla, de presencia de las FARC. Es decir, mucha versión pero ninguna verificación en los hechos.

– ¿Qué dice de ese incidente del P-Mas frente a la casa de un líder juvenil colorado? 
– Yo he dicho que aquel episodio callejero, violento, con gente del oficialismo, es responsabilidad del P-Mas. No lo han hecho en nombre de la Alianza sino en nombre de su partido. Ellos asumieron. Lo que han dicho es que reaccionaron al sentirse víctimas de un ataque de los oficialistas...

– ¿Merece crédito o son condimentos de la lucha electoral esas denuncias de atentados, de espionaje?
– Sí. Nosotros ya teníamos informaciones hace tiempo, de que en la Senad hay un equipo de control de todas mis comunicaciones. Inclusive, hace más de un año, el ministro Rogelio Benítez me ofreció guardia permanente. Aceptamos porque no tenemos nada que esconder. Esas versiones no salieron de mí.

– ¿Cree en esas versiones?
– Miedo no tengo pero creo que hay que tenerlos en cuenta. Dentro de la política siempre estuvo presente la violencia, la irracionalidad, el crimen. Un medio de comunicación daba una información hace una semana de que hubo como 13 crímenes políticos en los últimos años, comenzando con la muerte violenta del vicepresidente de la República, el Dr. Argaña. La irracionalidad es como la hoja de ruta de muchos personeros de la política paraguaya. 

– El presidente dice que son fábulas inventadas, para adquirir figuración en la prensa... 
– ¿Por qué el oficialismo nos da custodia policial si son fábulas? ¡Entonces, que retiren la guardia si todo es fábula! 

– ¿Por qué no hay una denuncia concreta? 
– (se ríe) Yo creo que va a llegar el momento, en que mucha información saldrá, que no es tan fábula. No es simple márketing político. Nuestra preferencia no es fábula. Ese peligro para ellos de un cambio real después del 20 de abril tampoco es fábula. 

– ¿Qué pasó realmente en Salto del Guairá cuando usted bajó con su avión en una estancia? 
– Eso fue debido al mal tiempo. Ni sabíamos dónde bajábamos. 

– ¿No fue un atentado como publicaron con tanto destaque los medios de prensa? 
– No. Era por el mal tiempo. 

– Quedó como que fue por una denuncia de atentado... 
– No, no. Nosotros ni sabíamos. Nosotros nos enteramos al día siguiente en Curuguaty.

– De ahí que el presidente hablaba de autovictimización...
– Nosotros fuimos con mucha tranquilidad desde Bahía Negra, de Casado, de Carmelo Peralta, y cuando estábamos en el departamento de Canindeyú se presentaron tres frentes de tormenta, por lo que no podíamos seguir. 

– ¿Qué avión era? 
– Un monomotor. Entonces, tuvimos que retroceder y largarnos en la primera pista que estaba a la vista. Y realmente no sabíamos ni adónde habíamos bajado. 

– ¿Cuánto tiempo quedaron ahí? 
– Ahí estuvimos desde las cinco de la tarde más o menos hasta el día siguiente. Pasamos la noche allí. No podíamos salir. 

– Se dijo que por el “atentado” suspendieron los actos... 
– Noo, el único que se suspendió fue el de Salto del Guairá, porque no pudimos llegar... 

– ¿Quién le alquila el avión? 
– El empresario Martín Heisecke. La gente conoce. 

– ¿El mismo avión usa para todos sus desplazamientos? 
– Estamos con el mismo avión, el mismo piloto...

– ¿Es cierto que eligió a Borda, ex ministro de Nicanor, como ministro de Hacienda si gana las elecciones? ¿Y el cambio? 
– En primer lugar, yo no fui el que anunció que Dionisio Borda será el ministro de Hacienda. En mi opinión personal, Borda hizo un trabajo serio en el Ministerio de Hacienda (con Duarte Frutos) pero no hay ninguna conversación. Valga la aclaración 

– Federico Franco confirmó, sin embargo...
- El sí. Pero yo no tuve ninguna reunión en la cual yo haya solicitado tal cosa. 

– También lanzaron que (Camilo) Soares irá a Interior... 
– Noo. Ese es un chiste de mal gusto... 

– Que Mateo Balmelli va a ser canciller... 
– No. No hay ninguna conversación... 

– Que Quencho Rodríguez iría a Minas y Energía... 
– Noo. Son puras conjeturas sin sustento ni seriedad... 

– Son todas personas conocidas suyas... 
– Yo les conozco pero tales nombres no han salido de mí. No he hablado con nadie sobre la conformación del gabinete.

(continuará...)

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Asunción, 23 de marzo del 2008