Sábado, 23 de Febrero de 2019

Si gana Obama, va a tener que aprender un poco de Lugo...

Timothy Towell, ex embajador de Estados Unidos en Paraguay (1988/91), analiza las cruciales elecciones del 4 de noviembre en su país y señala que si gana Barack Obama, “va a tener que aprender un poco de (Fernando) Lugo”, porque todos van a querer ver cómo un político no tradicional se desempeña en la cumbre del poder de una nación.

-¿Cómo está el caldero, Washington hoy, a días de las históricas elecciones? 
-Washington está hoy como Paraguay estuvo en abril. Nadie sabe quién va a ganar... 

-¿No está cantado que gana Obama? 
-No sé si está definido. Puede ser Obama, ¿por qué no? Pertenece a una nueva generación. Tiene 40 y pico de años. Si gana, se va a traer nueva gente. Es interesante para la política interna y externa de Estados Unidos. 

-Son 8 años de los republicanos, con el peso de Irán, Irak, el terrorismo...
-Va a estar interesante la competencia. En unos días vamos a saber.

-¿Quién quiere que gane? Hasta el ex secretario de Bush (Colin Powell) ya se definió (por Obama).... 
-Yo no voy a decir por quién voy a votar. Yo empecé mi carrera con Kennedy y terminé con Clinton y sé bien que elegir es más fácil que gobernar. Lo de abril aquí fue algo histórico. Después de 61 años, Paraguay cambió de signo político. Pero..., gobernar es algo distinto.

-¿Usted nota que se le pone difícil a Lugo? 
-Veo que hay muchos desafíos, pero yo tengo alta confianza. Yo almorcé con el presidente Lugo en Nueva York, donde estuvieron empresarios, banqueros. Alguien preguntó sobre la garantía a la propiedad, la aplicación de la ley, el problema de la reforma agraria y las ocupaciones. Me acuerdo que el Presidente respondió claramente que el Paraguay necesita de reforma, pero en el marco de la Constitución, o si no, no va a venir gente a invertir en Paraguay. 

-Desde su óptica, ¿algo útil puede traer Lugo de su visita a Bush? 
-Esa no fue solamente una visita de protocolo. En este tipo de encuentros se trabaja con los ministros. Es toda una sesión donde se habla de todos los temas. Al presidente de Estados Unidos le habrá interesado conocer un nuevo presidente de las características de Lugo, un hombre un poco diferente de los anteriores, colorados. 

-Un obispo... 
-Yo conocí a todos los ex presidentes de los últimos 20 años y puedo decir que ya conozco bien también a Lugo. Es un hombre humilde y natural a pesar de ser el poder nuevo para él. Yo creo que si gana Obama, va a tener que aprender un poco de Lugo. Todos quieren ver cómo se desempeña un presidente que es obispo. 

-¿Cuánta diferencia? De Stroessner a Lugo... 
-Bueno, todos sabemos que Stroessner fue una criatura de la Guerra Fría: Gobierno duro “contra la subversión y el comunismo peligroso”. Es la historia del siglo pasado. Pero hay que recordar que el cambio en Paraguay también fue hecho por un general, el general Rodríguez, que no fue un poeta, ni un músico o un periodista de ABC. Fue un militar que empezó un proceso histórico para terminar con el pasado y abrir el país a nueva generación. Hoy, con Lugo, estamos dando un segundo paso, y yo creo que estamos yendo bien. 

-¿Una victoria de Obama, por su color, puede cambiar la visión de EE.UU. sobre América Latina? 
-Yo no creo que la cosa cambie por su color. Yo soy irlandés católico. Cuando entré al servicio diplomático no había muchos católicos irlandeses así como un presidente católico (Kennedy) en Estados Unidos. 

-¿No cree que una derrota puede incentivar más el antiamericanismo? 
-Yo escucho y leo muchas críticas hacia el gobierno de Estados Unidos por no prestar atención a sus vecinos y hermanos del sur. Yo pasé más de la mitad de mi carrera en este hemisferio. Tanto en el Paraguay como en otros países me siento como en mi casa cada vez que vengo. Nadie me dice “yanki go home”. Se dice que el presidente Bush no tiene tiempo de mirar hacia sus vecinos porque tiene problemas en Irak, con Irán, Corea, Rusia y China... 

-Ahora se suma la crisis financiera. ¿McCain puede ser una ventaja?
-Hay que ver. A McCain le llaman “cranky old man”, un viejo irritado, enojado, despistado... 

-Impulsivo... 
-El tiene 2 años y medio menos que yo (72). Entonces, cuidadito cuando dicen “old man” porque yo no me siento “old man” (viejo). Lo que dicen es que tiene problemas con su vice... 

-(Sarah) ¿Palin? 
-Yo no sé cómo esta señora cazadora de venados con cuernos grandotes (antílopes que pueblan hasta las urbes de Alaska de donde la candidata procede) puede dirigir los Estados Unidos en tiempos de desafíos políticos, sociales y económicos, porque dicen que no tiene mucha formación.. 

-Haciendo una retrospectiva, ¿Paraguay evolucionó o no en 20 años? 
-Si usted tiene dudas, es cuestión de llamar de nuevo a Mario Abdo Benítez, a (Sabino) Montanaro, a Pastor Coronel y recrear el ambiente de esa época. En todo caso quedaron vigentes algunas cosas del pasado y los ciudadanos paraguayos el 20 de abril decidieron que se tiene que limpiar para enderezar el rumbo. Lo que veo es mucha impaciencia para cambiar. No me imagino que una estructura así, de 61 años, pueda cambiar de la noche a la mañana. Yo creo que va a ser dificilísimo. 

-A veces hay voces que critican el regreso de ex diplomáticos como usted o de Cason y cuestionan si trafican influencias, ¿qué podría responderles? 
-A mí siempre me invitan y vengo periódicamente. Acuérdese que fui el embajador americano cuando cayó Stroessner y dejé muchos amigos. Hoy estoy metido en cuestiones de medio ambiente. Leí en un diario aquí que me relacionaron con supuestas compras de tierras para George Bush. 

-¿Es falso? 
-Yo no creo que Bush tenga propiedades en Paraguay. Veo que hasta la agencia cubana se hace eco diciendo que tiene una propiedad. También dicen que el Pentágono tiene una base militar, o que estamos por chuparnos toda el agua del acuífero Guaraní (ironiza)... 

-¿Se tejen historias fantásticas, dice usted? 
-Me inventan de que fui embajador con Wasmosy. Yo salí de aquí en el 91 y me jubilé en 93. Fui embajador los últimos 5 meses de Stroessner y los primeros años después del 2 y 3 de febrero con Rodríguez.. 

-¿Usted no trabajó para Wasmosy? 
-Bueno, después ayudé a montar una cámara de comercio paraguayo-norteamericana. Hemos tenido misiones comerciales importantes de aquí para allá y de allá para aquí...

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Jueves, 30 de octubre del 2008