Sábado, 23 de Febrero de 2019

Lugo quiere la división para suprimir el Parlamento

El presidente Fernando Lugo divide las instituciones, el Congreso, el Poder Judicial, los partidos, en forma premeditada, para llevar al país a contradicciones que le faciliten forzar el cierre del Congreso y controlar la justicia. Su objetivo, según señala Lilian Samaniego en esta entrevista, es seguir los pasos de sus colegas Rafael Correa y Hugo Chávez, de Ecuador y Venezuela.

-¿Cuál es el pecado de Lugo por haberse reunido con esos tres miembros de la Corte? 
-Su doble discurso. Se reunió con un sector de la Corte (Suprema de Justicia) a espaldas de la ciudadanía. Recién cuando se ventiló por los medios se vio obligado a explicar, demostrando una vez más su hipocresía, su desprecio por la institucionalidad. Eso confirma que no le interesa dialogar con los partidos institucionalmente constituidos. 

-Las críticas fueron muy duras... 
-Es que sus contradicciones vienen de su candidatura ya. Para los que no se acuerdan, a él lo lanzó (Pedro) Fadul. Después marginó a Patria Querida de la Concertación. Hoy, ya como presidente trabaja solo con un sector del Partido Liberal. Lo mismo hace con el Partido Colorado. Privilegia a un sector, al solo objeto de dividir. Pero tampoco termina ahí. Trata de golpista al general Lino Oviedo sin dignarse a demostrarlo, y así sucesivamente... 

-¿Qué se juega en esta pulseada por el Poder Judicial entre el gobierno y la oposición? 
-El quiere tener una Corte a su medida. 

-Todos quieren una Corte a su medida... 
-Esta Corte, para construirla, en el período de Nicanor hubo un gran acuerdo entre todos los partidos. No debe olvidar eso. 

-¿Es cierto que la disputa está en la conformación de la Sala Constitucional, donde debe tratarse el caso del senador (oficialista) Grillón, la banca de Nicanor? 
-Esos casos se van a resolver de cualquier manera, sean quienes sean los que estén allí. Lo criticable acá es la actitud de un Presidente que para el público habla de moralidad y en la acción hace otra cosa. Además, es reincidente... 

-¿Y por qué no se puede renovar la Corte? 
-Hasta tanto no se logre una reforma judicial, esto es lo que tenemos. Esta es la realidad. El habla de renovación, pero para confundir con la intención de poner a sus leales allí... 

-¿Ustedes no van a ceder, eso es definitivo? 
-Se hizo un acuerdo institucional (en el 2004) entre los partidos para la conformación de esta Corte. Estaba Carlos Filizzola. Estaba Patria Querida -Altamirano fue miembro a pedido de Patria Querida-, entonces, hasta tanto se cambie el sistema, nosotros vamos a defender esos acuerdos. También para hablar de la reforma tenemos que sentarnos entre todos, que es lo que él no busca. De ahí su doble discurso. 

-¿Qué directivas piensa que pudo haberle dado a esos tres miembros de la Corte que se reunieron con él? 
-No sé. Solamente ellos van a saber de qué hablaron. El no hizo un llamado institucional. El presidente de la Corte no sabía nada. Los otros ministros tampoco. 

-El dijo que la reunión fue a pedido de los miembros de la Corte.... 
-Ahora ya puede acomodar cualquier respuesta poniendo cualquier excusa. El Presidente hizo una reunión política con tres miembros de la Corte, que simpatizan con él, a espaldas de la ciudadanía. La reunión se hizo a una hora desusada... 

-A las cinco de la mañana... 
-Hasta la hora no importa finalmente. Pero ni siquiera formó parte de la agenda oficial. ¿Por qué no los convocó ya a todos a la luz de la opinión pública, en el Palacio de Gobierno? ¿Por qué se reúne por separado? 

-El senador (Juan José) Vázquez dice que va a analizar la posibilidad de un juicio político al Presidente. ¿Está de acuerdo? 
-Es una opinión personal que yo respeto. Pero al Presidente se lo eligió para que gobierne. Si Lugo era colorado ya hubiese sido incinerado en una plaza pública. Nosotros seguimos demostrandole sus errores, sus improvisaciones. 

-¿Es un plan premeditado o una torpeza de un presidente no político, que no está acostumbrado a gobernar? 
-No creo que sea un tonto. El tiene una hoja de ruta que está siguiendo. Es cuestión de observar su accionar. El no busca relacionarse con la gente que piensa distinto a él, solamente con el grupo que piensa igual. Le da poder a ese grupo y al mismo tiempo busca destruir a los demás... 

-¿A qué atribuye esa prioridad presidencial por el tema de la Corte? 
-Esa es la pregunta que debe hacerse todo el mundo. ¿Qué es lo que tanto teme Lugo para tener tan alta prioridad en la Corte? ¿Por qué no hace una encuesta y pregunta a la gente si es más importante la Corte que mantener sus puestos de trabajo y si va a poder llegar vivo a su casa por la proliferación de asaltantes y peajeros? La inseguridad es otro de los temas de alta preocupación de la gente. Para mí, él tiene una agenda elaborada para debilitar los partidos tradicionales, con la idea descabellada de intentar suprimir el parlamento... 

-¿La política de Chávez, Correa? 
-Así es. 

-¿No hay mucha exageración? 
-Su amigo Correa desintegró el Parlamento. El Presidente actúa en base a los que piensan ideológicamente como él. Pero yo le hago recordar que él fue electo para gobernar democráticamente. Si entre sus planes está apartarse del sistema para gobernar, nosotros vamos a luchar para que no se salga con la suya. 

-¿Por qué dicen que los colorados son los que no quieren ceder, porque está en juego el enjuiciamiento de algunos de sus miembros? 
-Es no es verdad. Nosotros, a nivel institucional nunca fuimos a decirle a un ministro de la Corte defienda tal cosa, defienda a este señor. Si alguien tiene problemas con la justicia es su problema. 

-¿Es cierto que ustedes también van a trabar su plan anti crisis? 
-Nosotros no estamos para trabar nada. Esto me hace acordar. Yo mismo criticaba a Nicanor por muchas cosas. Pero nadie puede desconocer que dejó una economía estable. Lo dicen las estadísticas. Lo dicen los gremios de la producción, los organismos internacionales. Dejó un crecimiento de casi 6%. Uno de los líderes de la producción me dijo en estos días que ese crecimiento bajó en forma brusca y estimó que puede llegar a -(menos) 2, o sea que no va a haber crecimiento, y en contrapartida, va a aumentar la pobreza y el desempleo. A eso debe sumarse la crisis financiera internacional ¿Y qué está haciendo Lugo? ¿Alguien sabe el plan económico de Lugo? 

-El plan anticrisis de (Dionisio) Borda, ¿no les convence? 
-Primero, no es un plan. No tiene objetivos, metas, responsables, tiempo de ejecución y resultados. Estamos hablando con los sectores productivos donde tampoco ven nada claro.. 

-Dicen que tiene un plan de obras públicas, transferencia hasta de los aeropuertos Silvio Pettirossi y Guaraní (de Ciudad del Este) al sector privado, empedrados, para emplear a mucha gente... 
-Yo no puedo decir que estoy o no de acuerdo. Lo que es lamentable es que estemos perdiendo tanto tiempo. Todos los países aplican un plan anticrisis desde octubre más o menos. Paraguay no tiene... 

-Los del Gobierno dicen que tienen y cuando se reabra el período de sesiones del Senado van a pedir que se apruebe. 
-Eso lleva su tiempo de estudio. Pero estoy segura que después le van a culpar al parlamento. Van a decir: “bien, nuevamente el parlamento está tardando, está dilatando”, cuando el atraso . 

- ¿Qué tiene el plan de cuestionable? 
- Nosotros no conocemos oficialmente ese plan, pero por lo que recabamos como cualquier persona interesada en la marcha del país, nos enteramos que no es un plan sino un refrito del presupuesto, que no refleja para nada una coyuntura de crisis internacional. Lo más grave que me contaron es que (Lugo) quiere liberar el crédito internacional para que el gobierno no se someta al control del parlamento. Eso equivale a caos, a despilfarro. 
Debido a la improvisación me dicen que ya se gastaron 700 millones de dólares de las reservas internacionales para evitar que el dólar suba a 6 mil. El gobierno anterior dejó reservas por 3.400 millones de dólares. Imagínese, en seis meses.... 

-¿Qué sugiere? 
-Que el Presidente se despierte de su siesta de poder, que se saque de la cabeza la reelección y que empiece a liderar el país. Pero no, él ya anunció que se va a sambar a los corsos de Encarnación. Y no digo que no tenga derecho a divertirse. Lo que digo nomás es su rol de responsable del Ejecutivo nacional, que tiene la obligación de sacar al país de esta situación.

-Dicen que es difícil salir de la estructura, de 61 años de gobiernos colorados... 
-Vamos a poner las cosas en claro. Acá, a partir de febrero de 1989 comenzaron a gobernar todos, no solo el Partido Colorado. No nos quieran tirar todo el fardo a los colorados. Todos tuvieron su oportunidad y cuotas de poder, tanto en el Ejecutivo, en el Congreso, en el Poder Judicial, en las gobernaciones, las intendencias. ¿O alguien me va a decir que la gobernación de Central no está en manos de los liberales desde hace 20 años? 

- Bastante compartido... 
- Y también no es para retirar nuestro grado de responsabilidad. Vamos a hacer un analisis objetivo. En el partido Colorado nos estamos haciendo autocríticas muy profundas, porque queremos ser opción cuanto antes nuevamente para la ciudadanía paraguaya vuelva a confiar en nosotros y nos vote. 

- ¿Cómo quedó el partido después del desbande de la derrota? 
- Después del dolor de lo que pasó el 20 de abril, estamos empezando a reaccionar, a trabajar duro para buscar una nueva forma de actuar políticamente. Recibimos un partido Colorado con pérdidas, sin dinero, anarquizado, siquicamente golpeado, atomizado. Entonces empezamos esta reconstrucción. Lo estamos haciendo con mucha paciencia pero con convicción y firmeza.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Domingo, 15 de febrero del 2009