Sábado, 23 de Febrero de 2019

Prima insta a Lugo a deshacerse de su entorno a tiempo

Eudosia Lugo, líder del movimiento Oñondivepá del Partido Colorado, prima del presidente, exhorta en esta entrevista a Fernando Lugo a deshacerse cuanto antes de su entorno -López Perito, Dionisio Borda, Miguel Rojas y otros- por considerar que son los que desprestigian al gobierno con sus actos “irregulares”, lo que en definitiva lo podrían llevar muy pronto a su destitución a través de un juicio político.

- ¿Cómo dijo que le convencieron a Fernando Lugo a aceptar la candidatura?
- Me acuerdo en 2004, cuando le trajeron preso a (Lino) Oviedo en Viñas Cué, me fui junto a él al Colegio Verbo Divino y le dije: “Fernando: ¿por qué no renunciás a la Iglesia y te candidatamos para presidente”. Le dije que el Paraguay no tiene un líder. “No hay alguien responsable a quien candidatar para el 2007”, le dije.

- ¿Qué le respondió?
- “Estás loca. Solamente a vos se te puede ocurrir. Si venís para eso, ya te vas de vuelta”, me decía reprendiéndome.    

- ¿El es así: cortante, impaciente, intolerante?    
- No sé. Cuando no le gusta algo, enseguida cambia de tema. Las veces que me iba a visitarlo me preguntaba: “Bueno, cinco minutos. ¿Qué venís a hacer?”. Pero  desayubanamos y yo siempre le metía en la cabeza eso. Tanto es así que le convencí.    

- ¿Cuándo?    
- Hacia fines del 2005 hicimos una reunión de familiares en mi casa. Yo estaba enferma. Me estaba recuperando. Ahí le dijimos todos que él tenía que ser el candidato y que tenía que renunciar.    

- ¿Eso fue antes de aquella concentración que reunió a cerca de 50 mil personas en la plaza?    
- Mucho antes. Era la época en que se hacía aquella cadena humana frente al Poder Judicial.   Así comenzó nuestra lucha. A partir de ahí, me acuerdo que se comenzaron a acercar los políticos: Aníbal (Carrillo) Iramain, Quencho Rodríguez, colorado, ese (Roberto) Paredes, Filizzola. Todos le pidieron que se candidate.     Después nos reunimos con él y con Pompeyo (Lugo) para ver cómo insertarnos en la política porque pensabamos que ningún partido nos iba a dar espacio. Decidimos formar un movimiento independiente.    

- ¿Qué movimiento?    
-  “Paraguay posible” el que encabezó Pompeyo, su hermano.    

- ¿No se llegó a concretar?
- No. Resultase que también Pompeyo es una persona muy ambiciosa. Le empezó a serruchar la silla a Fernando. Dijo que él tenía que ser el candidato y que su hermano tenía que respaldarle. Ahí se rompió el encanto entre los hermanos...    

- ¿Pompeyo no vivía en el Paraguay?    
- El estuvo mucho por Suecia. Y bueno, Fernando se molestó. Se alejó de “Paraguay Posible” porque no era lógico que renuncie al sacerdocio para terminar apoyando al hermano. Le dije a Pompeyo:    “Yo me voy detrás de Fernando” y Fernando me dijo:  “¿Y cómo vas a irte detrás mío si no tengo  movimiento?”. Le dije que podíamos conformar otro movimiento. Tanto es así que en tres meses nosotros preparamos uno grande, a nivel nacional que llamamos “Oñondivepá - Franja Colorada”, reconocido por la justicia electoral. Pero paralelamente Fernando también comenzó a conversar con el partido Liberal para llegar a acuerdos. Al final, todos participamos de la Alianza pero Oñondivepá retiró sus candidaturas en enero de  2007  para trabajar exclusivamente por la candidatura de Fernando. La idea era captar hacia la lista 6 los votos colorados disconformes. Todos sabíamos que sin los votos colorados, Fernando no iba a llegar. Conseguimos más de 220 mil.   

- ¿Lugo ganó con votos liberales y colorados?    
- Sí. Unos 500 mil liberales, más de 220 mil colorados...    

- ¿Y los izquierdistas, que hoy le rodean?    
- No alcanzaron 100 mil.    

- ¿Qué pasó entonces? ¿Por qué usted se alejó de él?    
-  Porque su entorno le está haciendo cometer muchas equivocaciones muy graves. Cada vez más la situación es más difícil.    

- ¿Qué, por ejemplo?    
- Primero, él no es político y no tiene esa capacidad para conocer todo lo que pasa a su alrededor porque él confía en ellos.    

- ¿No está capacitado para gobernar, entonces?    
- Yo no diría que no está capacitado, pero al confiar demasiado en el grupo que le rodea, parece que no se da cuenta del perjuicio que le está causando. Nosotros, colorados y liberales, trajimos el cambio y, resultase que los de su entorno inmediato, una minoría insignificante, vinieron y descubrieron la corrupción, una corrupción tan grande, que prefirieron meterse adentro antes que cortar...

 - ¿Usted cree que Lugo les permite?
- No. Yo pongo la mano en el fuego por él, pero no puedo desconocer que el famoso maletín de la aduana “para la corona” sigue circulando.    

- ¿Corre a  sus espaldas?
- Hay cosas que a él le esconden. Para qué vamos a ir muy lejos. ¿Por qué no levanta la recaudación en Aduanas? ¿Por qué se habla tanto de López Perito y su otro secretario, Miguel Rojas? Mire, cómo viven.  Váyase a mirar la casa donde viven. Este Rojas no tenía ni para su pasaje en la campaña electoral. Hoy tiene una mansión,  camioneta 4x4, auto Mercedes Benz...    

- Van a decir que usted está pichada...    
- Pueden decir lo que quieran. Gracias a Dios no me quejo de cómo vivo, pero me molesta que se utilice el sacrificio de una persona y de los que nos esforzamos para que llegue a presidente, para abusar y defraudar al estado.    

- ¿Quién es Miguel Rojas?    
- Miguel Rojas es el secretario privado. Era uno más del montón. Era funcionario de Hacienda. Se quedó sin trabajo cuando se acercó a la Alianza. Gente de su entorno viene con denuncias concretas. En su garage hay como 300 mil dólares en vehículos.    

- ¿Quién más?    
- Y López Perito. Este es otro que no tenía nada. Ni su familia le quería. Y ahora, qué lo que no tiene. El es el mandamás.    

- ¿Es el que dirige el gobierno como dicen?    
- El es el que resuelve...    

- ¿Presidente en la sombra?    
- Y viene a ser así prácticamente. En la práctica es el que toma las decisiones, y yo pregunto: ¿quién le votó a él? Ni siquiera su familia le votó. A mí no me consta, el comandante de la gendarmería nacional era por ejemplo brazo derecho de Blanca Ovelar. Una vez dijo Blanca que él, Benítez Flomer, iba a ser el futuro comandante de la Armada. Ese tipo de gente está potenciada hoy en las Fuerzas Armadas. Y usted sabe bien, Lino Oviedo, por mucho menos que eso, porque participó de una reunión política le procesaron, le persiguieron. Y esta persona que hizo campaña, que hizo política por Blanca, hoy está como jefe de la Gendarmería, donde se recauda millones y millones. Su chofer, un suboficial, vive pegado a la casa de Miguel Rojas. El tipo anda en Land Cruiser último modelo. Yo personalmente le llevé la denuncia a Cibar Benítez (el comandante de las FFMM), pero nada...    

- ¿Y el muy polémico Camilo (Soares)?    
- No. Ni quiero mencionar su  nombre, un chico prepotente que no sabe ni lo que come. Ni vale la pena mencionarlo...    

- ¿El presidente es izquierdista de verdad, o se hace nomás como hacía Nicanor para captar los petrodólares de Chávez?    
- ¿Fernando? Noo. El es muy liberal en su forma de pensar. No llega a ese extremo.
     
- Se desconfía  que esté agarrando la clientela colorada...    
- Es lo que se piensa de Fernando, pero hay una cosa que todos saben muy bien, que Fernando no va a continuar. En el 2013 entrega y se va. Los que quieren quedarse son los otros y son capaces de cualquier cosa. Por eso yo estoy preocupada  y me asusta cuando escucho que quieren llevarle a juicio político para destituirlo. De balde no le van a enjuiciar.  Por eso digo que ahora es la hora de  cortar todo y comenzar de nuevo a ver si le da algún rumbo a su gobierno.    

- Se creyó que iba a ser el aglutinador de los paraguayos...
- Y  eso nos preguntamos nosotros. ¿Por qué se aisló o le aislaron?  Yo le defiendo hasta cierto punto, hasta decir que él no va a robar, o que no va a participar del reparto de maletines...    

- Pero firmó esa promesa de pago de 30 millones de dólares por las tierras de Teixeira...    
- En eso por ejemplo. (Dionisio) Borda es uno de los principales responsables, él con  López Perito. Ellos son los que elaboran y después le pasan la pelota a Fernando. Ellos son los que le dicen qué es bueno y qué es malo firmar. Si no le advierten de las consecuencias quiere decir que no les importa mandarlo al precipicio. Fernando no tiene asesores de confianza que le puedan orientar. El está solo.    

- ¿Hace cuánto que usted no habla con él?    
- Hace más de tres meses. No le puedo decir nada personalmente porque López Perito me cierra las puertas. No permite que me acerque. Su entorno en sí cierra las puertas a la gente de mi movimiento. “Te espero, necesito hablar contigo”, me dijo la última vez. Nos vamos al Palacio y para nosotros no hay audiencia.    

- ¿Por qué la evitan?    
- Porque ellos no quieren que le acerquemos las denuncias que hay sobre ellos. Crearon un cerco a su alrededor.    
   
- ¿Y su prima hermana, de la primera dama, qué dice?    
- Y yo pensé que mi querida prima iba a ser un poco inteligente, que iba a entrar a trabajar con seriedad. Ella fue mi segunda, en mi equipo. Yo fui la candidata número uno a senadora por Oñondivepá y ella número dos. Su hija Mirtha fue candidata a diputada por Itapúa. Nosotros le dijimos a Fernando que Mercedes debía ser la primera dama después de la victoria del 20 de abril. Fue para que haga algo y no para que todo el mundo se queje  y le cree problema al hermano. Van a decir otra vez que soy pichada, pero es mejor que un pariente le diga las cosas a tiempo. Si se va a robar nomás otra vez  aprovechándose de la nobleza de uno, no vale la pena.    

- ¿Por qué fracasó Mercedes?    
- A Mercedes le quedó grande el poder. Está aprovechando mal el poder del hermano. En muchas ocasiones él mismo le dijo. Ahí está la consecuencia. Le dejaron sin recursos en el despacho de la primera dama. Y bueno, al final es justo, porque desde el momento que no hace nada, ¿para qué quiere los recursos, para desprestigiar más al hermano?    
Hoy hago esta denuncia para advertirle a Fernando, antes de que se le vaya el poder de las manos. Nosotros somos responsables, somos copropietarios de este gobierno como dicen los liberales.    

- ¿Quiénes son en definitiva los que le llevan mal?    
- López Perito, Marcial Congo, Miguel Rojas, Filizzola. Este era un buen político pero lo único que logró como ministro del Interior fue desordenar más la policía. El ya hubiera renunciado para que vaya otra persona. Este descontrol de la seguridad es porque nadie quiere saber nada de él. En las FFAA pasa algo parecido. En la frontera no nos respetan. Los brasileños violan la frontera cuando quieren.    

- ¿Por qué se empecina el presidente en su opinión?    
- Es que le tienen en una burbuja, digo yo. Estoy confundida. No le entiendo a Fernando.    

- ¿El es caprichoso?    
- No sé si es capricho. El no puede gobernar con capricho. El es presidente de todos los paraguayos y por lo tanto no puede manejar en forma caprichosa y sectarizada el país. Más bien creo que le están usando para llevar adelante el nuevo partido que están formando para las próximas elecciones. El tiene que deshacerse de ese entorno que le está destruyendo. No quiero que mi familia salga manchada gratuitamente en su apellido, porque uno haya ocupado un cargo circunstancial como es el de presidente de la República.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color 
Domingo, 1 de noviembre de 2009