Domingo, 26 de Mayo de 2019
img

Prof. Resck dice que se lucra con informes de derechos humanos

Luis Alfonso Resck, el veterano luchador, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), afirma sin tapujos en esta entrevista que en el Paraguay se lucra con los informes sobre derechos humanos, al tiempo de lamentar la grave discriminación que sufren organizaciones como la suya por no estar alineadas a las directivas del gobierno de Fernando Lugo.

- ¿Le molestó la presencia del general Oviedo en esa entrega de galardón que usted recibió?    
- A decir verdad me sorprendió.    

- ¿El fue o no una víctima de violaciones de sus derechos humanos?    
- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) lo visitó en su lugar de reclusión (en la cárcel militar de Viñas Cue). Le consta que según nuestro asesor jurídico, el Dr. Vicente Castillo, no siempre se cumplían los plazos procesales. A más de eso, le interferían a veces la comunicación. De acuerdo con las palabras del propio jefe de la unidad, en el lugar de reclusión le habrían instalado un aparato que le molestaba.    

 - ¿Qué opina de la manera en que se refirieron de Oviedo ante esta situación?    
- En el acto donde me homenajearon, hubo quienes lo aplaudieron. En cambio, algunos exponentes de otros sectores, por el contrario, censuraron el hecho, considerado improcedente. No emito juicio de valor. Solo me limito a señalar lo ocurrido. Ese mismo día, por ser una fecha muy significativa, recibí de dentro y fuera del país numerosos mensajes de congratulaciones. Debo señalar que también recibí de él un mensaje de felicitaciones.    

- ¿Quién lo invitó a usted?    
- Una delegación de escribanas encabezada por  Edith Villa de Rodríguez, con motivo de las importantes gestiones llevadas a cabo por esta comisión, tendientes a la sanción de una ley que les autorice a ejercer su profesión.    

- Usted fue víctima de violaciones de los DD.HH. y usted visitó a Oviedo en la cárcel cuando era preso político. ¿Cuál es la diferencia?    
- Es harto conocido que desde el año 1940 he sido víctima de violaciones a mis DD.HH. fundamentales hasta 1989. De ahí en adelante, también vengo sufriendo conculcaciones a mis derechos de la segunda generación, en cuyo transcurso, a lo largo de la oprobiosa dictadura, se destacan crueles torturas de que fuera víctima. Con relación a la visita a Oviedo a la cárcel de Viñas Cue, cabe manifestar que la comisión en pleno llevó a cabo la visita, como estila hacer ante cualquier requerimiento, sin tener en cuenta posición social, política, económica ni religiosa de la víctima.    

 - ¿Hay discriminación entre los humanistas? ¿Hay quienes  son más favorecidos por el mandamás de turno, a cambio de maquillar la situación?    
- Sí, hay discriminación, en algunos casos hasta vergonzosas. Están los que son muy favorecidos por las autoridades, para “maquillar” la situación. Lo que puedo afirmar, categóricamente, es que la Conadeh viene bregando en el crisol del sacrificio, desde hace mucho tiempo. Pregúnte sobre el particular a los dirigentes de organizaciones sociales y políticas, a los obreros, a los sin techo, sin tierra, sin pan, sin salario, educadores, niños de la calle, empleadas domésticas, estudiantes, amas de casa... La única remuneración recibida, la más digna y cara, es aquella que exige enormes sacrificios: la satisfacción del deber cumplido.    

 - Organizaciones progubernamentales como Decidamos, Codehupy, Fe y Alegría, etc., ¿son de fiar? ¿Ellos le pidieron que devuelva la placa de homenaje?    
- A pesar de la inconducta de algunas de las organizaciones de DD.HH., referidas en general, no emitiré un juicio de valor. Hemos rechazado fabulosas donaciones de dentro y fuera del país, que podrían comprometer nuestra posición independiente, como ocurre con algunas otras organizaciones. Para la Conadeh los derechos humanos no tienen ideología.    

 - ¿Conadeh también recibe ayuda del Gobierno?    
- Hace unos meses recibimos un aporte de la SAS para un proyecto de seis meses. Cuando se cumplieron tres meses nos cortaron de manera súbita y sospechosa con el argumento de la supuesta falta de fondos. La Conadeh tiene enormes gastos de infraestructura y de personal. Por primera vez en nuestra historia institucional, el Parlamento nacional nos incluyó en el presupuesto nacional para el 2010. El anterior representante de las NN.UU. ya nos había  ofrecido un aporte. Para sorpresa nuestra, la representación nos comunicó informalmente que no podían satisfacer nuestro pedido. Los fondos  fueron a parar a una “red burocrática de DD.HH. del Ejecutivo”, de lamentables resultados. Esta red nada ha hecho en pos de los DD.HH., por su postura dependiente del Poder Ejecutivo.    

- ¿También hay que cuidarse por si le retacean fondos?    
- El Prof. Resck se forjó en la escuela de la vida, en luchas epopéyicas, observando una fecunda y recta trayectoria, sin mácula, hace ya prácticamente 70 años, pese a todas las atentatorias presiones del tenebroso pasado, el contradictorio presente y el futuro incierto, con inquebrantable fe, irreductible postura de principios y ávidas miradas prospectivas, enarbolando la inmarcesible bandera de la libertad y justicia social, a la luz de los DD.HH.    

- ¿Qué opina del aplazo que le dio el informe de la ONU al Gobierno por el tema DD.HH.? ¿Las organizaciones no oficiales están sometidas al Gobierno, por eso no cambia la situación?    
- El desinterés del Gobierno por la vigencia de los DD.HH., percibido con dolor en el espejo de la acuciante realidad, incide negativamente en el llamado proceso de cambio. Por otra parte también influye el irresponsable desconocimiento del plan de gobierno elaborado en su oportunidad, con miras a construir el Paraguay posible, el Paraguay que queremos. En efecto, la inepta y burocrática “Red de DD.HH. del Poder Ejecutivo” se constituye en una afrenta para esta Comisión de heroica trayectoria.     

- Haciendo una evaluación, ¿qué opina de la gestión del Presidente?    
 - Al desconocer el plan de gobierno e ignorar la bandera de una institución como la nuestra, que flameó durante la larga noche de la dictadura, el Gobierno ha incurrido en irracionales improvisaciones. Persisten como oscuros resabios del ayer el autoritarismo y el “mbarete”, evidenciados muchas veces en los desalojos e inclusive torturas. La pobreza ha crecido 58% (estaba en el 51%); quedan el latifundio y la reforma agraria como promesas incumplidas. El 3% de la población detenta el 97% de las tierras. El 60% de los obreros no percibe el salario mínimo. De cada 10 sindicatos siete son abolidos. Nuestra presencia internacional por otra parte no está a la altura de los tiempos. No es efectiva. Nuestra soberanía, aun reconociendo algunos avances, sigue siendo una cara aspiración con respecto a las dos binacionales existentes. También está afectada en el Mercosur, donde las grandes asimetrías existentes favorecen a los socios mayores. En este inquietante marco, el Gobierno no se esfuerza lo suficiente.    

- ¿Cuál es su opinión sobre la alternativa del juicio político?    
- Lo desestimo. El remedio sería peor que la enfermedad. Me aflige la crisis de valores ético-políticos que sacude a los tres poderes, con honrosas pero escasas excepciones. Devela la triste ausencia de moral en los protagonistas del poder, su hambre de bienes a cualquier costa, incluso de algunos con afrentosas posturas extremistas. No se puede olvidar que el cáncer de la corrupción, lejos de superarse, ya ha hecho metástasis en áreas de poder.    
Por lo tanto, es la hora, como la mejor respuesta al divino mensaje navideño, que todo el pueblo transite por el ancho camino de la libertad y de la justicia social, con miras a construir la democracia real, de contenido ético a través del desarrollo y así, más aún, conquistar la auténtica paz, la paz evangélica, a la luz de los DD.HH., y evocando unidos la Nochebuena.    

- ¿Qué imagen tiene de la Policía Nacional? ¿Es cierto que hay policías que le torturaron y que siguen en actividad? ¿Responden las autoridades a las denuncias de maltratos que ustedes envían?    
- Aún subsisten graves vicios que día tras día son puestos al descubierto, a más de evidentes resabios del poderoso aparato represivo. Basta señalar la presencia de las intocables y las tenebrosas figuras de Antonio Gamarra y José Ignacio Irrazábal de Caazapá... Pese a nuestras reiteradas denuncias al ministro del Interior, llamativamente la impunidad les ampara.    

 - ¿Usted forma parte de la lista de indemnizados por la persecución?    
- Sí. Al incorporarme decidí destinarlo a objetivos asistenciales.    

- ¿Hay personas que no merecen estar en la lista de indemnizados?    
- Indiscutiblemente sí las hay. Existen quienes son injusta e inmoralmente destinatarias de la indemnización, en detrimento de los legítimos derechos de auténticas víctimas que no lo reciben.    

- ¿Es cierto que tampoco tiene jubilación como docente?    
- No la tengo, aunque me quisieron imponer una a nivel universitario, cuando son dos cosas distintas. A pesar de reiterados reclamos no me han jubilado.    

- ¿Alcanza a Conadeh la fabulosa donación europea de US$ 3 millones que irá a Kuña Aty, Semillas de Democracia, la comisión Verdad y Justicia?    
- No.    

- ¿Se comercia con los DD.HH.? ¿Cuál es su opinión sobre estos humanistas de otras organizaciones?    
- Hay quienes honran, cumpliendo con sagrada responsabilidad su función. Hay quienes la deshonran lucrándose de las donaciones. Pero quiero señalar que la Comisión de Verdad y Justicia, por ley, ya feneció su mandato. En cuanto a los otros supuestos humanistas, no me atrevo a emitir juicio de valor alguno.    

- El viernes nomás se reunieron humanistas del entorno gubernamental con representantes de Naciones Unidas. Una vez más, no estuvo usted, ¿por qué?    
- Yo censuro al representante de NN.UU. en Paraguay por ser parcialista, discriminatorio, injusto. Seguramente no somos humanistas de salón, de pacotilla, dependientes del Ejecutivo, y por eso nos discriminan. Tanto Naciones Unidas como la OEA nos deben un gesto reivindicatorio que nos negaron durante la larga noche de la dictadura. Tuvimos que golpear fuerte las puertas de esas organizaciones para que nos escucharan, para que dejaran de ignorarnos. Es un grave error ignorar a organizaciones auténticas de defensa de los derechos humanos. Por eso precisamente continúan las  violaciones porque hay personas o entidades dispuestas a maquillar los hechos a cambio de fondos públicos.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Domingo, 20 de diciembre de 2009