Jueves, 17 de Enero de 2019

“Con esta mentalidad, el Estado en Paraguay no es un Estado-patrón sino un Estado-ladrón”

Michael Novak, renombrado pensador norteamericano que impactó con sus ideas en la conferencia que pronunció el pasado jueves en el salón auditorio de la Escuela de Administración de Negocios (EDAN), traído al Paraguay por la Asociación de Empresarios Cristianos (AEC), reitera en esta entrevista que el capitalismo es el mejor sistema para la promoción del hombre. Con sencillez, desmitifica el “cuco” del capitalismo, que para muchos católicos es salvaje y hasta inhumano. Novak asegura que ese es un concepto equivocado y, al contrario, sostiene que congenia perfectamente con la doctrina de la Iglesia. En su opinión, libertad y fortaleza jurídica y económica son las bases para la creación de riquezas.

 

_ ¿Es cierto que usted escribió encíclicas para Juan Pablo II?

_No. Lo que hace el Papa cuando va a escribir sus encíclicas es consultar con mucha gente como yo, en muchos países inclusive.
 
_Usted es católico y promueve el capitalismo.
_ ¿Acaso no es normal el capitalismo? No es cierto que para progresar hay que ser protestante. La ética católica es mejor, aunque los japoneses, potencias mundiales, no son ni católicos ni protestantes, pero s¡ emprendedores. Hace mucho tiempo, en EE.UU. había un 99% de pobres. Gracias al capitalismo, la mayoría pobre pasó a ser de clase media.
 
_ ¿Cómo se congenia con eso que dice la Iglesia de que el capitalismo es deshumanizante?
_Depende de la forma como se usa esa palabra capitalismo. No hay que confundir con el concepto marxista del capitalismo, que está demostrado es erróneo. Capitalismo viene de la palabra cabeza, de pensar, de crear. No podemos ser emprendedores si no somos libres. En ciertas partes del mundo se habla de capitalismo, pero no la utilizan correctamente.
 
_ ¿Según usted, se malinterpreta?
_De lo que hablan es de precapitalismo, no de capitalismo. Acá en Latinoamérica hay precapitalismo. Chile es el país que avanza al capitalismo.
 
_ ¿Cuál es la ventaja del capitalismo sobre el socialismo, por ejemplo?
_Solamente en los países capitalistas los pobres pueden aspirar a la clase media. El socialismo no crea riqueza. Es como un Mickey Mouse en economía: no funciona.
 
_ ¿En qué se fundamenta?
_Es ciego. No tiene inteligencia. Jefferson decía: “Dios nos dio la libertad. Es nuestro destino ser libres”. El capitalismo no se desarrolla sin libertad. La bandera del socialismo es unicolor, el del poder único. La bandera del capitalismo tiene los tres colores de la libertad, el de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), como la Santísima Trinidad. Una sociedad libre no puede dar tanto poder a una sola persona, como hacen los socialistas. En cualquier momento puede pecar. Si son tres los que gobiernan, al menos se reparten las responsabilidades.
 
_ ¿Entonces, por qué vuelve el socialismo en Francia, en Inglaterra, si no es la alternativa correcta?
_El primer ministro Tony Blair en Inglaterra es un Margareth Thatcher, pero con pantalones. En Francia es diferente. Tiene una tradición muy centralista. Los franceses aman mucho los privilegios. Pero fíjese: hay 12% de desempleados.
 
_ ¿Y en EE.UU.?
_El desempleo en EE.UU. de hombres y mujeres casados es 3,5%. El desempleo en todo el país, incluyendo jóvenes, es 5%. Desde 1980 se ha creado 32 millones de nuevos empleos. Europa, en cambio, perdió en total 2 millones.
 
_ ¿Por qué Europa no sigue el ejemplo norteamericano, entonces?
_Porque la gente se cree insegura sin el centralismo, sin un Estado grande, protector. El socialismo no tiene una visión de futuro, sino la preservación de privilegios para la gente que vive ahí ahora. Por eso tienen éxito de nuevo, momentáneamente, los partidos socialistas en Francia, Alemania...
 
_ ¿Por qué, para usted, hay tantos pobres y tan pocos ricos?
_El presidente Abraham Lincoln dijo que eso prueba que Dios tiene más amor por los pobres. No es correcto preguntar “cuáles son las causas de la pobreza''. La pregunta útil es ``cuáles son las causas de la riqueza”.
 
_ ¿Por qué EE.UU. es tan rico y sus vecinos de Latinoamérica, que están tan cerca, tan pobres?
_Por 200 años, América Latina siguió el modelo de Europa, basado en el control estricto del Estado. La causa de la riqueza de EE.UU. es la invención y el estímulo del espíritu emprendedor: su grabadora, la luz eléctrica, hasta el chicle. Todo eso es causa de riqueza. Probablemente, Bill Gates, de Microsoft, es el más rico por el momento. Inventó unos pedazos de plástico convertidos en software. Es su invención, y por eso es millonario. Aquí en Paraguay, es lo contrario: se viola la propiedad intelectual, se falsifica, se contrabandea discos láser, relojes. Eso es robo. Si no se respeta la ley, puede haber ricos circunstanciales, pero el país no va a ser rico nunca.
 
_ Sin embargo, muchos países pobres culpan a los pa¡ses ricos de su situación. ¿EE.UU. acaso no se llevó gran parte de la riqueza de los paises pobres?
_Apenas el 2 ó 3% del comercio estadounidense depende de Latinoamérica. El 75% es Canadá, Europa, Japón y México y 35% es el resto del mundo. La riqueza norteamericana no viene de afuera. Eso es erróneo.
 
_ Se habla también de la “impagable” deuda externa de los países pobres como una imposición inhumana de los países ricos.
_Prestar dinero es un gesto muy generoso. Es moral. Si el resto del mundo no tiene créditos, ¿cómo va a crecer? Además, es un buen negocio invertir. Ahora, hay países que utilizan el dinero más inteligentemente, como Surcorea. En cambio, hay otros como Brasil, donde los jueces no encuentran nunca a los funcionarios que se embolsaron y mandaron la plata a sus cuentas suizas particulares. Entonces, hay crisis en el país, mientras que Corea progresa a pasos agigantados. Lo inhumano fue el uso no creativo -si no corrupto- del dinero, por militares en algunos casos y por otros gobiernos democráticos civiles.
 
_ ¿Cuál es la diferencia entre un rico de EE.UU. y un rico de Latinoamérica?
_La diferencia principal es que la mayor parte de los ricos de EE.UU. viene de familias pobres. Tienen una especie de gratitud hacia el sistema y reinvierten su dinero en educación y capacitación. Les gusta la idea de ver gente pobre que siga su camino. Muchos ricos en Latinoamérica tienen sin embargo, su riqueza gracias a privilegios obtenidos de gobiernos autoritarios. Hay gran diferencia.
 
_ El Paraguay tuvo un gobierno autoritario muy largo. Hoy la gente practica la democracia, pero la gente no cree mucho en las autoridades.
_Pero en la democracia los ciudadanos son las autoridades. Se acabó la dictadura! En Polonia hubo 50 años de comunismo, donde el Politburó (la cúpula del gobierno) pensaba por la gente. Asumía todas las decisiones políticas, económicas..., hasta morales. Ellos le daban la vivienda, el trabajo...
 
_ Paraguay era igual.
_En esos casos, el que pensaba iba a la cárcel o era expulsado del país. Hoy, sin embargo, hay democracia. Significa que los ciudadanos son soberanos y tienen derecho a contratar políticos que los representen cada cinco años. El mismo presidente es un empleado de la ciudadanía. El problema es que la gente no está todavía acostumbrada a pensar soberanamente; es pasiva. Esa es mi impresión. Yo estuve la semana pasada en Polonia. Se ve optimismo en ellos y, al contrario, veo en los paraguayos un ligero sentido de derrota, de miedo, de duda.
 
_ ¿Usted no cree que existe un suprapoder, una especie de Politburó, de gente privilegiada que sigue teniendo las riendas del poder, pero para su beneficio?
_Es posible. Es también posible que las leyes no sean adecuadas. Y las leyes tienen que ser adecuadas para abrir nuevos pequeños negocios. En Polonia, en los primeros seis meses de la caída del comunismo, 500 mil nuevos negocios se crearon. Al año siguiente se creó un millón, y así. Su ventaja inicial es que su gente estaba bien educada y aprendió rápido cómo hacer negocios.
 
_ ¿Por qué la gente prefiere en las encuestas, por ejemplo, un ex militar acusado de golpista o un ex colaborador de la dictadura? Alguien de afuera pensaría que aquí somos todos masoquistas.
_A veces sucede que el candidato es un buen demagogo; no necesariamente un demócrata, pero popular. Hay gente mala que es popular. En Eslovaquia hay un tirano electo que es muy popular. Es como Mussolini. Son los peligros de la democracia.
 
_Es un riesgo.
_Si los ciudadanos contratan gente mala o mediocre para representarlos en la política, es su problema. Y van a sufrir por eso. Van a darse cuenta de que ellos son los causantes de sus propios males.
 
_ ¿Por qué tienen éxito candidatos con no tan buenos antecedentes democráticos?
_No puedo hablar de los candidatos, porque no los conozco. En una sociedad libre con economía activa los políticos no trascienden tanto. Pero estoy sorprendido del tema de la campaña electoral. Vi un candidato que decía: “Esta es una lucha entre los ricos y los pobres” (Lino Oviedo). Escuché otro que decía: “Vamos a defender el Estado para proteger a los pobres”.
 
_ ¿Qué le llama la atención?
_Para mí, que vengo de afuera, con esa mentalidad el Estado en Paraguay no es un Estado-patrón sino Estado-ladrón. El Estado no está protegiendo al pobre, sino está robando al pobre. Así nadie puede tener éxito. Es como tratar de estirarse, pero para caer al abismo, en vez de escalar a la cima. Es como aquella historia del genio que dice: “Te voy a dar todo lo que desees, pero a tu vecino le voy a dar el doble”, y el afortunado contesta: “Entonces, sácame un ojo”. Cuando escuché esa frase del político que dijo que “este es un asunto del rico contra el pobre”, entonces yo pensé en este ejemplo de “sácame un ojo...”
 
_ ¿Qué sugiere usted para enderezar estos conceptos tan erróneos?
_Los medios de información son cruciales para la democracia, para hacer prevalecer la verdad sobre la mentira. Son también cruciales para el crecimiento de las peque¤as empresas publicando historias sobre éxitos concretos. Sin la prensa no puede haber honestidad en la política. Y sin honestidad, no puede haber una elección libre.
 
_ ¿Por qué los políticos y los sindicalistas atacan tanto a la prensa?
_Jefferson decía que le convenía más una prensa libre para garantizar que el Congreso sea libre. Siempre los políticos y sindicalistas odian a la prensa. Los presidentes odian a la prensa.
 
_ ¿Por qué?
_Porque la prensa abre discusiones. Critica su trabajo. A veces también la prensa se equivoca. Los ataques contra la prensa son los mejores signos de lo necesaria que es en la sociedad, porque trae la luz a la oscuridad...
 
 

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en Diario ABC Color
Asunción, 3 de agosto de 1997