Domingo, 26 de Mayo de 2019
img

Esto de los autos para diplomáticos era un secreto a voces que por fin saltó

Al ex embajador de Paraguay en Buenos Aires, Orlando Fiorotto Sánchez, le ofrecieron "hasta 20.000 dólares"para usar su derecho de importación de vehículos, según reveló el ex diplomático en declaraciones a Clarín.

"En 18 meses de gestión diplomática en la Embajada de Buenos Aires, desde el primer día pude hacer uso de la liberación y no lo hice. No quise ser uno más del montón", enfatizó. 

Fiorotto es postulante al Senado de Paraguay por el gubernamental partido Colorado para las elecciones del 20 de abril.

Dijo que lo autos preferidos son los Mercedes Benz y BMW "del año". Sobres quiénes hacían el negocio, dijo: "son gestores de mucha experiencia en el rubro de la compra de franquicias. Son muy conocidos en el ámbito del mercado de automóviles de Buenos Aires". 

-¿Este negocio es una práctica común en el cuerpo diplomático?

-Al parecer es tradicional. Es un secreto a voces. Imagínese, desde el año 1970 a la fecha es una práctica normal. Yo apenas llegué a la Embajada y me ofrecieron. En 1990, el escándalo salpicó al ex embajador paraguayo Carlos María Ocampos Arbo. Vendió su liberación. Se le pilló y fue retirado del servicio diplomático.

Un comunicado del Ministerio paraguayo de Relaciones Exteriores reveló que se pidieron informes a Argentina sobre la presunta participación de diplomáticos paraguayos en un escándalo de importación de vehículos de lujo con franquicia diplomática y vendidos a terceros. El canciller Rubén Ramírez dio instrucciones a la Embajada en Buenos Aires "a informarse de la investigación y colaborar" con las autoridades argentinas.

La actual embajadora Myriam Segovia negó haber vendido su liberación para importar vehículos si bien admitió haber comprado una camioneta Mitsubishi Montero gracias a su franquicia. Aseguró que el vehículo está en su poder. 

Tanto Segovia como otros funcionarios de la Embajada y consulados de Paraguay son investigados por la Justicia argentina. Se atribuye a un ex agregado naval, Agustín Riquelme, la adquisición de una camioneta Hummer H3 en unos 140.000 dólares, a los funcionarios Nancy Montiel, Juan López y José Lezcano la adquisición de lujosos BMW por valor de 80.000 dólares cada uno, para su reventa. 

El ex embajador Fiorotto reiteró a Clarín que "éste era un secreto a voces que por fin saltó. Aquí tienen que rodar cabezas, sea quien sea el responsable. La Justicia debe ir hasta el fondo en este escándalo financiero que defrauda al fisco", subrayó.

"Yo habré sido el único o tal vez uno de los pocos embajadores y funcionarios que no usé ni comercialicé la liberación de autos. El derecho de importar el vehículo es personal de cada diplomático, así como el mal uso de este derecho también es personal e intransferible", señaló. 

Fiorotto sirvió durante 18 meses en la Embajada paraguaya en Buenos Aires, entre los años 2005 y 2006, poco después de renunciar como ministro del Interior en el gobierno de Nicanor Duarte.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario Clarín
Domingo, 3 de febrero del 2008