Jueves, 17 de Enero de 2019
img

Piensan en el hijo de Lino Oviedo para que lo suceda en la candidatura

 

POR HUGO OLAZAR

Ariel Oviedo podría reemplazar al padre, que murió cuando cayó su helicóptero, en las presidenciales de abril.

Centenares de seguidores del candidato presidencial opositor fallecido Lino Oviedo se declararon ayer en vigilia en la sede partidaria, a la espera del cuerpo de su líder, cuya reconstitución se realizaba en forma penosa hasta muy entrada la noche en una morgue judicial de Asunción, debido a la magnitud del desastre aéreo en el que murió el sábado.

A la vez, familiares y simpatizantes se agolparon durante toda la jornada frente al laboratorio forense con la esperanza de ver de cerca al caudillo del partido Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace), por el que se postulaba a la jefatura de Estado con miras a los comicios del 21 de abril próximo. En el partido oviedista se piensa en el hijo del líder fallecido para que reemplace a su padre como candidato.

Miembros del plantel forense se trasladaron en horas de la mañana en busca de más restos –entre ellos partes de la cabeza del político– al lugar donde se estrelló el helicóptero Robinson-44, unos 200 km en línea recta al norte de Asunción, en un último intento de reconstruir su rostro, comentaron fuentes del laboratorio. En la primera búsqueda, el domingo se recolectaron 32 bolsas de restos humanos, pertenecientes a Oviedo, al piloto y al custodio fallecidos.

El fiscal general del Estado Díaz Verón pidió paciencia a las angustiadas familias que ya reclamaban sus restos en las condiciones en que estén para proceder a velarlos. “Hay varias cosas que faltan. Es posible que estén enterrados por causa del impacto. Los restos vamos a entregar hoy muy tarde o mañana”, dijo Pablo Lemir, jefe del laboratorio forense a periodistas.

El presidente del Congreso, Jorge Oviedo Matto –ex mano derecha del político muerto– anticipó que el velatorio será “a cajón cerrado” tras admitir que es imposible exhibir el cuerpo de Oviedo, de 69 años.

Oviedo Matto presentó en conferencia de prensa al nuevo titular del nucleamiento político, Carmelo Benítez. Dijo que Unace continuaría su campaña proselitista pero admitió que “está abierto a las alianzas con todos los partidos”.

Con la ausencia del candidato, el nominado como vice, el rico ganadero Alberto Soljancic, pasa a ocupar la postulación a presidente.

Según los estatutos partidarios, los candidatos a senadores deberán elegir al candidato a vice presidente, aunque Oviedo Matto dijo que recién al finalizar los servicios funerarios, los políticos resolverán la cuestión.

Una alternativa es pedir la renuncia a Soljancic a fin de que los candidatos a senadores postulen al hijo de Oviedo, Ariel, para ocupar la posta del padre. Para ello, Ariel debe renunciar a su postulación como primer senador.

El diputado David Ocampos dijo que Soljancic “debería renunciar para que los 45 candidatos a senadores elijan una nueva dupla” presidencialista. Dijo que buscarán elegir una chapa “que honre la memoria” de Oviedo.

El senador oviedista Herminio Chena desborda optimismo“El partido oviedista será como el peronismo en la Argentina: va a ser más grande tras la muerte de su líder”.

Los partidos políticos tienen tiempo hasta el 15 de febrero, en total 10 días, para inscribir la chapa presidencialista para los comicios del 21 de abril.

Para algunos analistas, el destino de Unace tras la desaparición de Oviedo es sellar una alianza con el Partido Liberal oficialista, que postula al político Efraín Alegre como candidato.

Sin embargo, el empresario tabacalero Horacio Cartes, que postula por el opositor partido Colorado, también estaría dispuesto a buscar una alianza post electoral con Unace, si bien sus estatutos no contemplan coaliciones.

El partido de Oviedo, desprendimiento del Colorado, está integrado sin embargo por una gama de simpatizantes, en su mayoría colorados, en parte liberales, además de independientes.

El presidente del Senado desmintió que existiera ya un acuerdo con los liberales. “Siempre hemos estado abiertos a todos los partidos”, insistió.

Reveló que la esposa de Oviedo, la argentina Raquel Marín, será la jefa de campaña del partido. “Ella seguirá su rol de jefa de campaña, a cargo de todas las candidaturas como lo hizo siempre”, sostuvo.

El partido Frente Grande, que postula al ex presidente Fernando Lugo como primer senador, prácticamente no tiene chance de ganar, según distintos sondeos que lo ubican entre los últimos de la gama de postulantes (más de una decena), donde se erigen Cartes y Alegre como los favoritos.