Jueves, 13 de Diciembre de 2018
img

La transparencia llega incontenible en la Muni

La transparencia es una demanda ciudadana que se viene incontenible en la Municipalidad, como sucedió en la Universidad Nacional y en otras instituciones públicas. El nuevo intendente de Asunción, Mario Ferreiro, asegura que no tapará ninguna irregularidad que se descubra. “La auditoría dirá lo que tiene que decir”, afirma en esta entrevista al declarar que mandará revisar toda la documentación.

–“Un intendente izquierdista en Asunción”. Llamó la atención de las publicaciones en el exterior. ¿Es así, izquierdista?

–Yo me considero progresista con una formación fuerte a partir de mis padres, que militaban en el Partido Febrerista, un partido que encierra gran parte de la historia del Paraguay en esa búsqueda de mayor igualdad, equidad, distribución de la riqueza, tenencia de la tierra, un país más justo socialmente hablando. Fue una semilla en mi vida. Por eso tengo esa tendencia, pero no una formación tradicional de izquierda al estilo latinoamericano. Tengo una visión si se quiere socialdemócrata. Hasta me animo a pisar los límites del socialismo como una forma de vida, pero creo que siempre dentro de una línea absolutamente democrática. No hay cabida a ningún proyecto fuera de esa línea.

–Estuvo la otra propuesta, la izquierda que perdió, la de Meyer, apoyada por Lugo. ¿Fue una derrota de la izquierda dogmática, la tradicional?

–Hubo un error de apreciación de parte del Frente Guasu al cerrarse ellos en un proyecto muy aislado con el arquitecto Meyer...

–¿Cerrado?

–Muy cerrado. Se negaron a formar parte de un equipo político que tenía posibilidades reales de obtener el poder en Asunción. Perdieron una oportunidad histórica. Es más, no metieron un concejal. Entonces, la gran lección que debe aprender ese modelo de izquierda es que sin alianzas con otros sectores democráticos va a ser difícil atraer al electorado. El paraguayo hoy nos está exigiendo unidad en la diversidad y nos está exigiendo sobre todo poner el bien común por encima de nuestros intereses chiquititos. Si no aprendemos eso, corremos peligro de extinción.

–En la plaza hubo gente de todos los niveles. No le interesan las confrontaciones. Quiere obras y castigo a los corruptos.

–Evidentemente la gente no está preocupada en discutir si el proyecto es de derecha o izquierda sino que se atienda su necesidad y que sea de manera transparente. Por eso los que creen que se van a alinear a Mario para hacer sus negocios están equivocados. Ese tiempo se acabó.

–Como pasa en Argentina...

–Exactamente. Lo que se está viendo con el fenómeno Macri. En su equipo lo tiene hasta a Moyano, sindicalista duro, y lo tiene a la Carrió y a Lavagna. Cuando a mí me decían: “pero vos lo tenés a Jaeggli y también lo tenés al P-MAS” yo les decía: “Pero vean a Macri”. Entonces, hay que entender que la gente apuesta por estos armados políticos en función a que le cumplan. Y si no es así, pues castigará de nuevo...

–Antes de asumir ya se habla de “Ferreiro presidente”. Así mismo se habló cuando ganó Filizzola en el 91, y se creyó...

–Con Burt ocurrió lo mismo; Riera también, hasta Nicanor... Sembraron crispaciones. Se paralizaron los gobiernos. Perdió el país. Yo no voy a caer en lo mismo. No podemos macanear. Si es que hacemos chambonadas, la ciudadanía nos va a cobrar enseguida. Se vio ahora. Se castigó a los intendentes que no cumplieron mínimamente con su programa. “¡Qué mentirosos que son!”, decía el papa Francisco de los políticos. Ahí está el resultado.

–Pero ¿está en sus planes?

–La única alternativa que yo tengo para ser un candidato potable para presidente de la República es hacer una buena gestión municipal. Tengo cinco años a partir de ahora...

–Están la codicia, las tentaciones, las presiones...

–Cualquier otra candidatura yo lo pensaría para el 2023...

–Los liberales dicen 2018...

–Claro, eso no se descarta absolutamente, y voy a apoyar como intendente de Asunción.

–Acuérdese de que después de Filizzola se volvieron a potenciar los colorados...

–Hay que aprender de esa experiencia. Terminó con un descreimiento. Yo siempre me pregunté por qué ese gobierno no generó y consolidó ese tercer espacio que tanto buscamos. Hubo muchos errores...

–Lo que se hizo fue llenar de funcionarios no colorados...

–Se me ocurre que este es un momento muy interesante, porque en realidad no hay más espacio físico para albergar a más funcionarios. Ese modelo se agotó. No hay que mentir. Yo voy a llevar a la gente necesaria y nada más.

–¿Qué piensa hacer del exceso que debe haber?

–Quiero repotenciarlo. Mi idea es dignificar el trabajo. No se puede cambiar mucho esa matriz laboral, pero se puede generar una mística más productiva. El mismo funcionario está interesado en que la sociedad cambie su visión sobre ellos. Nadie quiere ser etiquetado afuera como zángano.

–Hubo rumores de hurto, de desaparición de papeles, de caja vacía, como en la Universidad.

–Más allá de los rumores que siempre se instalan, lo que hicimos fue algo muy racional: hablé con el intendente interino, Omar Pico, quien nos permitió poner dos profesionales de confianza para organizar la transición. También estamos llevando calma a los diferentes sindicatos a los que llegaron rumores infundados sobre supuestas listas de despedidos, de nombramientos… En realidad no hay nada todavía. Lo que tenemos es un equipo de enlace con técnicos que van a hacer un corte administrativo. Vamos a revisar un poco toda la documentación, y en ese sentido trataremos de llegar ya tranquilos para el día 21 de diciembre, cuando nos entregarán la administración municipal. La auditoría dirá lo que tiene que decir. Pero no estamos entrando en tierra arrasada ni en quema de archivos, más allá de las versiones que siempre hay y que debemos corroborar responsablemente.

–Arnaldo Samaniego le dijo que está dispuesto a colaborar.

–-Yo interpreto que Arnaldo tuvo un gesto de reconocimiento, primero de la derrota del domingo y luego una predisposición que siempre se tiene. Voy a hablar con él. La verdad es que en esta campaña no tuvimos un problema personal con Arnaldo...

–Cartes también lo llamó...

–Cartes me llamó. Me saludó muy cordialmente. Llamó en un momento muy importante. Necesitábamos de su reconocimiento para no generar en la sociedad ninguna duda sobre el resultado.

–¿Habrá una operación Mani Pulite (Manos Limpias) en la Muni, al estilo de la UNA?

– En la UNA se conoció una cantidad de irregularidades. En la Municipalidad aún estamos atrasados en eso, y quiero poner énfasis en esto, porque la transparencia es una demanda ciudadana que viene y es incontenible. Más tarde o más temprano vamos a tener que satisfacer esa demanda de información.

–La burocracia es asfixiante. Lo básico: aprobación de planos, patente comercial, licencia comercial. ¿Qué piensa hacer?

–Conozco esa inquietud. Se genera la sensación de que a propósito se hace lento el trámite para que alguna gente obtenga réditos. Estamos revisando. Crearemos un piso donde comience y termine el trámite de las patentes comerciales o los permisos de construcción o aprobación de planos. No debiera tomar, como habitualmente toma, cuatro o cinco meses. Vamos a romper el statu quo, pero con eficiencia. Nadie estará detrás del poder, como escuché decir por ahí. La gente me eligió a mí y los que me conocen saben que no necesito alguien detrás para hacer bien las cosas.

22 DE NOVIEMBRE DE 2015.